Manifiesto para la Educación en el III Milenio

Bookmark and Share

Uno de los libros que me han servido de inspiración para mi trabajo como consultor y facilitador de aprendizaje organizacional es “La formación y la empresa del III Milenio” de Tom Peters (2002, Ediciones Nowtilus S.L.). Quiero compartir con los lectores de este blog el Manifiesto para la Educación en el III Milenio que está en el capítulo 12 de este libro: 33 notas que nos sirven para reflexionar sobre nuestra forma de abordar el aprendizaje en nuestras escuelas y en las organizaciones. No les pido que estén de acuerdo con todo lo expresado en este manifiesto…sólo tomen el tiempo para reflexionar y repensar lo que estamos haciendo en cuanto a aprendizaje en nuestros sistemas educativos y en las organizaciones a las cuales les prestamos nuestros servicios. Particularmente, yo creo que muchos lo están haciendo peligrosamente mal…sobre todo, porque aunque saben que lo están haciendo mal, lo siguen haciendo…como dice el propio Tom Peters: “¿Cómo es posible que tanta gente cualificada sea tan colectivamente estúpida?”

Pueden conseguir más referencias en http://www.tompeters.com

EL INGENUO EDU3 DE TOM:
Manifiesto para la Educación en el III Milenio
Tom Peters

Esta no es la diatriba de un experto. Es la diatriba de un ciudadano preocupado, de un analista de negocios, de un consultor que intenta diseccionar y diagnosticar a fondo el nuevo mundo de las carreras profesionales. Y la educación básica o avanzada y la formación continua son una componente esencial, una clave de este nuevo mundo empresarial de competencia “sin reglas”.

  1. El aprendizaje es un estado normal. Aprender es lo que los humanos hacen.
  2. Los niños son “aprendizávoros”. Los niños son máquinas de aprender. Su apetito por aprender cosas nuevas que les importan es insaciable.
  3. Los logros espectaculares en cuestiones de aprendizaje son habituales.
  4. Aprendemos a ritmos diferentes. Aprender es algo específico de la idiosincracia de cada uno. Desgraciadamente, los sistemas educativos no comprenden eso y dejan de lado a aquellos que no aprenden al mismo ritmo que los demás.
  5. Aprendemos de modos distintos. En parte debido a la existencia de las “Inteligencias Múltiples” de Howard Gardner, pero también por muchos otros factores. Todas las investigaciones sobre la inteligencia cognitiva dicen que gente distinta aprende de modos distintos.
  6. Los chicos y las chicas aprenden de modo muy diferente. Ponemos a gente de la misma edad y del mismo género junta. El hecho es que las niñas y los niños aprenden de modos dramáticamente distintos.
  7. En una clase de 25 alumnos hay 25 trayectorias y 25 ritmos de aprendizaje distintos. Los grandes profesores lo saben. Cada chico es un caso completamente único…que progresa paso a paso y quema etapas a un ritmo completamente personal.
  8. Aprender en bloques de 40 minutos es una estupidez.
  9. Aprender para “aprobar los exámenes” es la antítesis absoluta de lo que debería ser la educación. En el mundo real no se aprende para aprobar los exámenes. En el duro mundo de la empresa necesitas aprender cosas nuevas para conseguir logros y para progresar. Y para ello tal vez practicas simulando situaciones difíciles en sesiones de formación con tus compañeros. Después ves cómo resulta en el mundo real. Lo más probable es que metas la pata repetidas veces en el duro mundo real. Y que tengas que corregir y aprender más. Y volverás a meter la pata. Y volverás a corregir un poco más. Entonces, ¿qué pasa con los exámenes del tipo “rellena la casilla en blanco”? Que son total y completamente anormales y no tienen nada que ver con el mundo real…nada en absoluto.
  10. Hay numerosos métodos rigurosos de evaluación, de los cuales uno son los exámenes estandarizados, que sin embargo son anormales según los estándares del “mundo real”. En el mundo del AMP (Aprendizaje Mediante Prácticas) la responsabilidad es esencial y prioritaria. La responsabilidad nos define en el mundo empresarial. ¿Cómo se mide la responsabilidad en los exámenes estandarizados? No se mide.
  11. Aprendemos más cosas, más rápido, más a fondo cuando realmente nos apasiona lo que estamos aprendiendo y nos importa. Aprendemos cuando nos importa y cuando destacamos.
  12. Piensa en EMI/AMP (Educar Mediante el Interés y Aprender Mediante Prácticas) Estos conceptos se basan en hacer aquello que nos importa aprender. EMI/AMP se basa en aprender practicando cosas que nos importan…apasionadamente…porque nos interesan y destacamos. Aprendemos cuando la materia de estudio nos preocupa…cuando nos apasiona…cuando saber supone una diferencia…cuando saber contribuye a algo que nos importa.
  13. Las aulas son lugares anormales. No tienen nada…ni lo más mínimo…que ver con el mundo real. Las aulas retrasan el aprendizaje. ¡Millones de personas nunca se recobran de esta experiencia!
  14. Necesitamos cambios de ritmo. No es normal…para un chico en pleno crecimiento…permanecer atado a una silla…seis o siete horas al día.
  15. Los resultados de las estadísticas internacionales sobre notas medias no tienen relación con el número de horas de clase diarias. El número de horas de clase en el aula por año…no indica ni garantiza…¡nada de nada!
  16. Las aulas grandes son ligeramente problemáticas. Los colegios grandes son una porquería. Algunos profesores no pueden arreglárselas con siete alumnos y otros se las apañan con 37. Los colegios pequeños -de unos cien estudiantes- son “comunidades de íntimos”. Los colegios gigantes son impersonales y ahí comienzan los problemas…de disciplina, de asistencia a clase, etc.
  17. Los “nuevos conceptos sobre educación” se acoplan al Nuevo Mundo del Trabajo. El Nuevo Mundo del Trabajo ya vive en la “Era de la Creatividad y la Innovación”…en la “Era del Capital Intelectual”. Las nuevas formas de educación se ajustan al nuevo orden mundial perfectamente. Son exactamente lo que requiere el nuevo mundo de la empresa: una metodología que forme nuevos profesionales con nuevas habilidades (responsabilidad, autonomía, orientación a proyectos, pasión, etc.)
  18. Los colegios siguen estando más interesados en delimitar el comportamiento que en encender la llama del aprendizaje para toda la vida.
  19. Recortar el presupuesto para arte y música es de locos. ¿Qué es lo que se recorta en cuanto se tienen problemas de presupuesto? Las artes y la música. Mejoremos el presupuesto para apoyar en el aula el desarrollo integral de las habilidades de expresión artística en todas sus formas. Prestemos mucha más atención a esas áreas que suponen la forma más sofisticada de los logros creativos humanos.
  20. Aprender es una cuestión de motivación, involucrarse, intensidad y compromiso, no de tiempo empleado. Sólo el aprendizaje realmente apasionado es eficaz.
  21. Los profesores no tienen suficiente espacio/tiempo /flexibilidad para llegar a conocer a los chicos como individuos. Una clave totalmente esencial del proceso de aprendizaje es: llegar a conocer a cada alumno; meterse dentro de su psique; lo suficientemente como para aprender algo sobre su trayectoria de aprendizaje-exploración-crecimiento.
  22. Los procesos que llevan a los descubrimientos científicos y los métodos de la enseñanza de la ciencia en las aulas están completamente enfrentados. Los descubrimientos científicos se basan en explorar la realidad abiertamente. La clave de muchos avances en ciencias ha sido siempre saber hacerse buenas preguntas, mucho más que en conocer buenas respuestas.
  23. Nuestro más difícil “logro de aprendizaje” -dominar nuestra propia lengua- no requiere colegios, ni siquiera profesores competentes. Sólo necesita motivación: una desesperada necesidad de saber. Todo tiene que ver con…la pasión…el interés…la desesperada necesidad de saber.
  24. Los grandes profesores son grandes aprendices no “dispensadores de conocimiento”. Los grandes profesores aprenden con sus estudiantes. Los buenos son aprendices. Los incompetentes son sólo “dispensadores de información”.
  25. Los grandes profesores hacen grandes preguntas y ponen a los chicos en un camino de la búsqueda del conocimiento que durará toda la vida. Preguntas = Vida.
  26. El duro mundo real no va de respuestas “correctas” y “erróneas”: la vida real es una búsqueda de preguntas cada vez más sofisticadas.
  27. La mayoría de los colegios pasan la mayor parte de su tiempo urdiendo espacios en donde los chicos aprenden a odiar a las asignaturas. El sistema de exámenes es tal que convencemos a muchos chicos competentes de que son unos fracasados. Esa frustración se les queda grabada. Parece que para lo único que el “sistema educativo” realmente sirve es lograr que grandes cantidades de seres humanos no lleguen a estudiar cosas que realmente les podrían haber apasionado.
  28. La exploración del entorno vigorosa, llena de energía es algo normal…hasta que te encarcelan en un colegio a la edad de seis años (o cuatro o cinco). Explorar es algo normal. Explorar es algo continuo y fantástico. La exploración es la esencia del aprendizaje.
  29. Hay grandes cantidades de colegios estupendos, directores estupendos y profesores estupendos; desgraciadamente, no sólo no logran infectar a las demás escuelas, si no que, por lo general, son suplantados por timoratos y cobardes. En las empresas privadas, cuando aparece un innovador, el resto del mundo empresarial se da cuenta, reacciona, toma nota, aprende y cambia…o acaba muerto en la refriega. En el sistema educativo es el innovador el que acaba muerto…o, al menos, ignorado una vez que ha dejado el sistema.
  30. Desgraciadamente, la profesión de profesor no suele atraer a la “gente admirable”. En el mundo empresarial, la “gente admirable” es buscada…no tienen que buscar trabajo. En el mundo educativo ocurre exactamente lo contrario. La gente excepcional es rechazada.
  31. Las escuelas de “formación del profesorado” deben revocar sus estatutos en este mismo momento.
  32. “La educación debe desarrollar en los jóvenes la capacidad de enfrascarse con intensa concentración en una actividad”. Esta es la verdadera naturaleza de la educación.
  33. La estabilidad en el mundo del trabajo ha muerto, de modo que la “educación” debe “educar” para un futuro desconocido, ambiguo y muy cambiante; de ahí que “aprender a aprender” y “aprender a cambiar” sea mucho más importante que el dominio de un corpus estático de “hechos y datos”. Aprender a aprender. Aceptar el cambio como algo continuo y normal. Extraer conclusiones positivas de los pequeños errores, porque esos errores son los que alimentan el crecimiento.

Aquellos que hacen la diferencia lo hacen impulsados por su pasión.

Anuncios

Un comentario en “Manifiesto para la Educación en el III Milenio

  1. Yandira Negretti dijo:

    Hola Sergio, me encanta el articulo y recuerdo que una vez que escribistes algunas cosas sobre este tema te comente que hay muchas ideas que coinciden con autores que estan hablando en la actualidad de Pedagocia compleja, entre ellos Edgar Morin quien ha impulsado una universidad bien particular en Mejico. Tambien te hable de Matew Lipman y su Filosofia para niños como otra estrategia innovadora de enseñanza, me encantaria compartir contigo al respecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s