Tus proveedores también son importantes

En muchas empresas se habla con insistencia de la necesaria “orientación al cliente” y hacen esfuerzos enormes por satisfacer las necesidades y requerimientos de sus clientes “externos”. En muchos casos, esos “esfuerzos” no son sostenibles en el tiempo porque se descuida algo que es muy importante para las empresas: sus proveedores. Se les trata mal en diferentes formas: hay dilación en el pago de sus facturas, se les exigen muchas condiciones y no se les respeta (sobre todo como seres humanos).

Es necesario que quienes se encargan de la gestión de la empresa tomen en cuenta a sus proveedores porque ninguna empresa puede sobrevivir si maltrata a sus proveedores. Puede que, en un principio, puedas cambiar muchas veces de proveedores para poder “jugar” con el pago de sus facturas pero llegará un punto en que tu reputación como cliente estará por el suelo y no encuentres ningún proveedor confiable que quiera someterse al yugo de trabajar con tu empresa. ¿La consecuencia? Tus productos y/o servicios bajarán su calidad de una forma significativa y tus clientes empezarán a alejarse de tu empresa/marca porque ya no satisfaces sus necesidades y requerimientos.

Piensa un poco en eso y revisa lo que estás haciendo con la gestión de tu empresa.

P.D.: por cierto, esto mismo aplica para tus colaboradores, esas personas que día a día le dan la cara a cada uno de tus clientes.

No insistas, las personas no son “recursos”

Aprendizaciones 20160125

Tenemos la extraña manía de “cosificarnos” a nosotros mismos. Todavía veo a muchas personas en diferentes empresas llamando “recursos” a las personas que son colaboradores de cada una de las actividades que desarrollan. Estoy convencido en que una forma para empezar a convertir a nuestras empresas en “lugares estupendos para trabajar” es empezar a respetar a cada una de las personas que se ofrece para colaborar en los proyectos que llevamos adelante. Al final, esas personas nos están alquilando su cerebro y su esfuerzo para ayudarnos a conseguir nuestros objetivos.

Preguntas para reflexión:

  • ¿Qué sería distinto si en nuestra empresa dejamos de referirnos a nuestros colaboradores como “obreros” o “recursos humanos”?
  • ¿Qué tanto respetamos a cada uno de nuestros colaboradores?
  • ¿Saludamos a cada una de las personas que nos encontramos en los pasillos de nuestra empresa? (saludar, decir “buenos días” o “buenas tardes” es una forma de demostrar nuestro respeto hacia los demás)

Aprecio sus valiosos comentarios…

Sergio F. Sosa Sánchez

¿Estar o no estar en redes sociales?

Deshojando margaritas

Muchas empresas se preguntan si deben estar en las redes sociales pero esa no es la pregunta porque toda empresa debe tener presencia en las redes sociales.

La pregunta clave que toda empresa debe plantearse es: ¿cómo podemos usar las redes sociales para atender mejor a nuestros clientes/usuarios?

Muchas empresas tienen presencia en redes sociales pero no le dan un valor estratégico a la atención a sus clientes/usuarios. Están por estar y usan las redes sociales como una especie de panfleto publicitario y no desarrollan ningún tipo de interacción con sus clientes/usuarios. También hay empresas que están en las redes sociales porque sus competidores están y ellas no se pueden quedar atrás. Esto es un desperdicio de tiempo y dinero. Si no sabes qué vas a hacer en las redes sociales, lo mejor que puedes hacer es no estar. Si no quieres interactuar con tus clientes/usuarios y no te importa en lo más mínimo conocer cuáles son sus quejas, reclamos e inquietudes, menos debes tener presencia en redes sociales.

Por otro lado, hay empresas que tienen una pésima atención a sus clientes/usuarios y creen que si entran en las redes sociales, todos esos problemas van a desaparecer de forma “mágica”; esto es totalmente erróneo porque los problemas de atención a los clientes/usuarios van a ser mucho más notorios y llegará un punto en el que no podrás atender la avalancha de quejas y reclamos. Antes de entrar en las redes sociales, debes trabajar mucho en mejorar cada uno de tus procesos. De cualquier forma, siempre tendrás que atender algunas quejas y reclamos pero todo será mucho mejor si los procesos en tu empresa funcionan de la mejor forma posible.

Algo esencial: ¿cómo está la “filosofía de gestión” de tu empresa? Esto se refiere a la misión, visión y valores de tu organización. No se trata de tener un conjunto de “palabras bonitas” para colocar en los folletos y paredes de la empresa. Se trata de que tanto tú como tus colaboradores sientan pasión por lo que hacen; que les brillen los ojos cuando realizan su trabajo y que la misión, visión y valores de la empresa “corran por las venas” de cada una de las personas que hace vida dentro de la empresa.

¿Tanto tú como tus colaboradores están profundamente comprometidos con la filosofía de gestión de la empresa? (Es muy importante responder esta pregunta y deben plantearla en cada una de las reuniones de trabajo)

Por cierto, ¿sabes qué es el “employee engagement“?

Para terminar, vuelvo a plantear la pregunta del principio: ¿cómo podemos usar las redes sociales para atender mejor a tus clientes/usuarios? ¿Qué te parece si compartes esta pregunta con cada uno de tus colaboradores para comenzar a encontrar respuestas?

Sergio F. Sosa Sánchez

El secreto del Cirque du Soleil: pasión por las personas

Hoy tenemos el inmenso placer de contar con el aporte de un gran facilitador y mejor amigo: Juan Carlos Jiménez. En este post, Juan Carlos comparte sus impresiones sobre el significado del aporte de los integrantes de Cirque du Soleil:

Mucho se habla de la importancia de “la gente” para el éxito de los proyectos económicos, sociales y políticos. Sin embargo, en la práctica, ¿cuántas organizaciones realmente valoran a la gente con autenticidad?

En una entrevista reciente, Lyn Heward (directora creativa de Cirque du Soleil) reveló que el gran secreto de una de las compañías más innovadoras del mundo es invertir en las personas, cultivarlas y mantener la pasión en ellas.

El Cirque du Soleil o “Circo del Sol” (como se suele traducir al español) es una empresa que revolucionó el complejo mundo del espectáculo. La innovación de su trabajo ha seducido a millones de espectadores en todo el mundo y los ha convertido en “fans”.

La impecable calidad de todo lo que hacen se ha mantenido en el tiempo de manera sostenida. Sus shows y productos complementarios, en constante crecimiento, se han convertido en una referencia mundial de profesionalismo.

“No hay nada como un vendedor apasionado o un mesonero apasionado. La pasión es lo que más vende tu producto. Pero esa pasión depende de la identidad que el talento siente con la empresa. Por lo tanto, lograr la mayor identidad del talento es lo más significativo en toda aventura creativa o empresarial que inicies”.

Con la anterior afirmación Heward nos dice que debemos tomar muy en serio a las personas desde el mismo instante en el que ingresan a nuestro equipo. El acto de la selección y reclutamiento es un momento decisivo para el futuro de los colaboradores.

Es vital saber identificar el talento de acuerdo con la cultura y necesidades de la organización, pero también es esencial mantener nuestro interés en su desarrollo y crecimiento, tanto personal como profesional.

La pasión es un atributo del arte

Cultivar la pasión del talento humano no es una responsabilidad exclusiva del departamento de Recursos Humanos en las organizaciones. Debería ser un valor fundamental de la cultura corporativa, y debería expresarse en la pasión hacia el trabajo y la atención hacia todos los clientes.

La pasión por las personas, como valor, debería manifestarse en cada integrante del equipo en su trato cotidiano con sus clientes externos e internos.

La pasión por lo que se hace es una postura ante la vida. Se deriva de la decisión personal de darle un significado superior a cada acción cotidiana, cualquiera que sea el trabajo. Quien trabaja con pasión descubre que esa energía especial en lo que hace es su principal fuente de plenitud.

Por supuesto, la pasión de los empleados implica que tengan metas y objetivos claros, no sólo profesionales sino también personales. Pero la empresa debe ayudar a sus colaboradores a alinear sus metas individuales con la misión y la visión de la empresa. Esta es la esencia del trabajo de cultivar la cultura corporativa, lo cual es también un arte.

Mantener viva la llama de la motivación en los colaboradores no es únicamente un asunto de políticas de compensación salarial y vigilancia de las normas. La llama de la motivación requiere de genuina confianza y verdadera valoración a cada persona para promover el desarrollo de su potencial y, especialmente, su propia capacidad de automotivación. En el Cirque du Soleil asumen este reto como uno de los más importantes de su día a día. Ellos saben que atender clientes con arte es sumamente rentable.

En tal sentido, la empresa y sus líderes tiene la misión de comunicar y compartir (o sea, practicar) el valor del servicio a los demás como un arte capaz de asombrar y conmover a todos con su desempeño. No importa el área del negocio, ni sus dimensiones, y esto aplica a todo tipo de organización.

Con esta visión de arte supremo, cada miembro del equipo asume la responsabilidad individual de atender y servir con dignidad a todos, porque en el proceso se dignifica a sí mismo con lo que hace.

No tenemos que ser magos, atletas, músicos, coreógrafos, bailarines, pero sí debemos ser acróbatas en la misión de interesarnos por el bienestar de quien tenemos enfrente cada día.

El Cirque du Soleil garantiza su éxito al identificar, desarrollar y retener el talento y Heward asegura que fomentar una sinergia creativa es una de sus mayores fortalezas: “El secreto está en encontrar el talento y mantener viva la pasión de esas personas.”

vía El secreto del Cirque du Soleil: pasión por las personas.

Gestión al Estilo Disney: todos para uno y uno para todos

“Los grandes logros de cualquier persona generalmente dependen de muchas manos, corazones y mentes.” Walt Disney

Continuamos compartiendo algunas ideas extraídas del libro “La gestión al estilo Disney – cómo aplicarla a la empresa” escrito por Bill Capodagli y Lynn Jackson y editado por Ediciones Deusto (2007 – ISBN: 84-234-2472-3)

En este post vamos a compartir nuestro resumen sobre el capítulo “Todos para uno y uno para todos”:

  • para superar las expectativas de los invitados hace falta una plantilla bien entrenada en la que cada integrante desempeñe un papel importante;
  • es muy importante infundir un sentido compartido de la intención y del compromiso en el grupo;
  • cuando los colaboradores saben exactamente lo que se espera de ellos y lo que significa la empresa, refuerzan aún más el espíritu de equipo;
  • una declaración escrita de la misión y las metas del equipo resulta necesaria para comunicar el rumbo que se desea tomar a todos los miembros del equipo;
  • los equipos regidos por una cantidad excesiva de normas y procedimientos muy probablemente gastarán un valioso tiempo en intentar dilucidar cuestiones funcionales dejando a un lado los problemas de los clientes;
  • la agrupación de colaboradores en equipos transversales a menudo genera un torrente de ideas nuevas y, a su vez, ofrece soluciones para los problemas;
  • la dirección de la empresa debe sentar formalmente las bases para crear una estructura fundamentada en equipos y dar el impulso necesario;
  • si están bien estructurados, los equipos pueden mejorar desde los resultados finales hasta la satisfacción de los empleados con el trabajo;
  • la gente no trabaja sólo por el salario, sino también por la satisfacción que producen los logros;
  • es fundamental analizar periódicamente si la jerarquía implantada funciona bien y cumple los objetivos previstos;
  • la empresa debe respetar las ideas de todos los empleados, sea cual sea su posición dentro de la organización;
  • ningún departamento debe imponerse sobre otro;
  • un buen líder debe crear y mantener un clima que aliente la creatividad, pero que a la vez permita alcanzar los objetivos previstos;
  • la diversidad es importante, aunque en último término la clave es la sinergia, el equilibrio y la mejora continua;
  • las discusiones de grupo y los análisis a menudo transforman una idea que puede parecer de lo más excéntrica en una herramienta útil y aplicable;
  • los espacios abiertos por sí mismos no crean un equipo, sino que son únicamente una herramienta para reforzar el concepto de equipo;
  • es necesario contar con un sistema de remuneraciones para reconocer la excelencia en los resultados;
  • si desea que su empresa se oriente verdaderamente hacia los clientes, debe facilitar a sus empleados capacidad de decisión a la hora de atender a dichos clientes.

Preguntas para reflexión:

  • ¿Se utiliza la excusa de “no se ha inventado aquí” para bloquear la creación de los equipos?
  • ¿La disposición física de las oficinas y otras zonas de trabajo impide compartir fácilmente las ideas y formar los equipos?
  • ¿Reciben los equipos el reconocimiento y las compensaciones que merecen?
  • ¿Fomenta la cooperación en lugar de la competencia entre los empleados?
  • ¿Dispone la empresa de las herramientas necesarias para animar a las personas a compartir conocimientos e ideas?
  • ¿Se muestran sus líderes implicados con la cultura del trabajo en equipo?
  • ¿Disponen sus equipos de declaraciones por escrito de misiones u objetivos ajustadas a las del conjunto de la empresa?

 

Consejos de 10 empresarios exitosos para triunfar en los negocios

Comparto este interesante artículo que leí en el diario venezolano Últimas Noticias:

Para aquellos emprendedores que están interesados en crear su propia compañía, o bien sea quienes están iniciando su camino como empresarios, es necesario tener en cuenta ciertos consejos que los ayuden a establecer rutas para tener éxito.

El sitio web del diario La República recopiló los mejores consejos que ofrecen los presidentes ejecutivos más famosos del mundo para triunfar en el mundo empresarial.

El magnate inglés Richard Branson, conocido por el Grupo Virgin, y el cofundador y presidente de Microsoft, Bill Gates, coinciden en que uno de los puntos claves al empezar un negocio es aceptar y aprender de los errores que se cometen.

El fundador y director ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos, declaró que la experiencia que tiene los clientes es lo más importante. El directivo explicó que se debe ver a los clientes como si fueran los invitados a una fiesta.

Por otra parte, según el director ejecutivo de Apple, Steve Jobs (fallecido en 2011) y la directora ejecutiva de PepsiCo, Indra Nooyi, se debe encontrar la mejor medida de que los productos que sean de innovación se ajuste a las necesidades de la compañía.

Por otra parte, el cofundador y director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, aconsejó que es de vital importancia correr riesgos para poder mejorar y avanzar en la idea de negocio que se tenga, al igual que el fundador de Organization, Donald Trump, quien declaró que es vital pensar en grande. “Si vas a pensar en algo, debe pensar en grande. Hay que empezar dando pequeños pasos, pero siempre proyectándose”.

Para la directora ejecutiva de Yahoo, Marissa Mayer, una de las claves del éxito empresarial radica en codearse de personas inteligentes, pues estas exigen más retos para lograr mayores niveles de triunfo. Además, los fundadores de Google, Sergei Brin y Larry Page, aseveraron que las empresas no deben estar pendientes de los movimientos que realiza su competencia pues pueden correr el riesgo de perder la capacidad de innovación y de creatividad.

Según el director ejecutivo de Berkshire Hathaway, Warren Buffett, es necesario ver a la empresa no solo con ojos de mentalidad empresarial y ver su mercado, sino también conocer la compañía desde adentro.

vía Consejos de 10 empresarios exitosos para triunfar en los negocios | Últimas Noticias.

5 cosas que tu empresa puede aprender del Cirque du Soleil

Hay un factor que la industria artística y la tecnológica tienen en común: la búsqueda constante de innovación. En el afán de ganar ventaja competitiva, en los negocios los ciclos se han vuelto cada vez más rápidos y la incorporación de las nuevas tecnologías se ha convertido en una carrera. Pero el mundo del arte tiene una perspectiva muy diferente sobre la creatividad y la forma de alcanzar nuevas ideas.

Daniel Lammare, Presidente y CEO del Cirque du Soleil, explica las claves del efectivo proceso creativo que ya ha desarrollado 33 shows sin precedentes:

La fricción creativa es la clave: Los debates pasionales y provocativos no solo se toleran, sino que se estimulan para generar mejores ideas y eliminar las malas con rapidez. La cultura de innovación y creatividad del Cirque estimula la honestidad y el juicio cuando se exploran las ideas. Mientras la búsqueda de consenso puede conducir a algunas innovaciones, un poco de tensión e incluso de fricción durante la ideación creativa puede conducir a una innovación radical.

La creatividad es un viaje, no una carrera: El Cirque du Soleil tarda de dos a tres años en desarrollar un concepto de show completo y si bien en los negocios los tiempos se acortan, es importante tener en cuenta este concepto. La innovación y la creatividad no vienen fácil ni rápido, sino que son el resultado de la dedicación y el trabajo duro promovidos por la cultura de la compañía.

La exploración es el motor: Si bien la inspiración y la intuición juegan un rol importante en el proceso creativo, la búsqueda de innovación es guiada por la investigación como el catalizador de la chispa creativa. Una red de talentos globales está a la búsqueda de nuevas tendencias que se plasman en grandes archivos.

Las ideas comienzan en una palabra: El proceso creativo empieza cuando Lammare y Guy LaLiberte (fundador y director artístico) definen el tema del show siguiente. Empieza con una visión amplia, a veces una sola palabra que permite a otros tener la flexibilidad de contribuir en el proceso.

La colaboración es fundamental: Cuando Lammare y LaLiberte hacen revisiones, no ordenan cambios sino que señalan qué es lo que no está funcionando para que el director creativo y la tropa piensen las soluciones. Ellos se enfocan en un control de calidad y en asegurarse de que el producto no pierda su visión original.

John Maeda, presidente del Rhode Island School of Design, realizó una comparación entre las artes y las empresas: “En el mundo de los negocios mucha gente cree que la creatividad consiste en llenar los espacios de trabajo con pelotas y marcadores de colores –cosa de chicos. Las personas tienen la extraña creencia de que la creatividad es un atajo. Eso es fácil. La creatividad es un proceso arduo que te fuerza a ser abierto y pensar con imaginación. Eso es lo que muchas empresas quieren hacer. Y eso es lo que lo artistas hacen”.

vía 5 cosas que tu empresa puede aprender del Cirque du Soleil | Emprender Online.