No te conviertas en esclavo de tu smartphone…

 

Se supone que compraste tu smartphone para que te ayudara a completar ciertas tareas. También se supone que te contrataron en tu empresa para que generes unos resultados específicos.

Siempre debes recordar que la efectividad, la eficiencia y la productividad son conceptos sumamente importantes para las personas que te contrataron.

No le prestes demasiada atención a tu smartphone; no tienes que estar disponible para los demás las 24 horas del día.

Por encima de todo, debes prestar atención porque el mundo es mucho más grande que tu smartphone y debes aprender a diferenciar entre las cosas que son urgentes y las que son importantes…

Nota: este post está basado en “When your phone uses you” de Seth Godin.

Lee esto urgentemente…

Este es el tipo de cosas que hacemos…nos enfocamos demasiado en las cosas urgentes…

Nos cuesta mucho terminar de escribir ese artículo que tenemos pendiente desde hace tiempo, realizar alguna actividad física que nos ayuda a mantener nuestra salud, la planificación del cumpleaños de alguno de nuestros hijos, compartir con nuestros familiares y/o amigos, dedicar 10 minutos a meditar, agradecer a las personas que han contribuido con nuestros logros…simplemente, le dedicamos más tiempo a las cosas urgentes.

El gran problema es que las cosas urgentes nunca terminan y pareciera que siempre hay más cosas urgentes que cosas importantes.

Con frecuencia escuchamos que las cosas importantes requieren más atención que las cosas urgentes…en demasiadas oportunidades, dejamos que otras personas hagan que sus “cosas importantes” se conviertan en nuestras “cosas urgentes”.

¿Cuándo vamos a buscar ese necesario balance entre “cosas urgentes” y cosas importantes”?

Nota: este post es una adaptación del post “Urgent, please read ASAP” escrito por Seth Godin.

¿Trabajar aquí?

Leo un artículo de Fernando Sánchez Arias publicado por El Universal y quiero compartir 9 características predominantes entre empresas seleccionadas como mejores lugares para trabajar:

  1. Inspiración: los líderes motivan a través de una visión, misión y valores estimulantes.
  2. Comunicación: la información se transmite efectivamente a todos los niveles de la organización.
  3. Escucha: se incentiva la voz del colaborador, estimulándolo a compartir lo que piensa y siente.
  4. Agradecimiento: la empresa muestra aprecio y valora las contribuciones de cada persona.
  5. Desarrollo: existe un clima de aprendizaje intencional que estimula el desarrollo de todos.
  6. Balance: se estimula el cuidado de las necesidades personales y familiares en equilibrio con el trabajo, mostrando presencia en los momentos más importantes de la vida de cada trabajador.
  7. Bienvenida: se recibe, induce y motiva al trabajador con la filosofía, clima y estrategia.
  8. Celebración: se celebra cada acierto de manera especial, valorando el aporte de cada persona.
  9. Cooperación: como se comparten esfuerzos, inversiones y logros de manera justa y equitativa.

El artículo completo está en este enlace:

http://www.eluniversal.com/2010/10/11/opi_art_trabajar-aqui_2061603.shtml