Dos formas de ganar

Algunos ganan cuando otros pierden.

Otros buscan ganar ayudando a otros a tener éxito.

Uno de estos enfoques tiene mejores consecuencias que el otro.

Este post es una adaptación de “Two kinds of winning” de Seth Godin.

La fábula de los pescadores

botes-de-pesca

Tomo prestada esta historia del libro “La culpa es de la vaca para líderes” de Jaime Lopera Gutiérrez y Marta Inés Bernal Trujillo (Intermedio Editores, 2012. ISBN: 978-958-757-142-4)

Había una vez una aldea donde existía un grupo de personas que solían llamarse pescadores. Todos los que se llamaban así, se reunían con frecuencia a conversar sobre el oficio, la abundancia de peces en todas partes y los diversos procedimientos para pescar. De hecho, toda el área donde vivían estaba rodeada de lagos llenos de peces.

Como defendían el ser pescador como un oficio muy importante, construyeron altos y bien diseñados edificios para centros de acopio, de información y de capacitación de pescadores. Con frecuencia recibían a otros pescadores con el objeto de difundir las virtudes de la pesca y promoverla en sitios lejanos. Unos comités especiales señalaban los procedimientos de pesca que debían ser considerados para los nuevos aprendizajes.

Lo cierto del caso es que ninguno de ellos, ni nadie en sus comités de apoyo, pescaban. Muchos pescadores habían obtenido doctorados en pesca, pero sus maestros no pescaban: sólo enseñaban a pescar.

Más adelante, los pescadores construyeron grandes imprentas para publicar guías de pesca, que se mantenían ocupadas, día y noche, produciendo textos sobre métodos, equipos y programas para motivar a la pesca. En cierto momento se creó un departamento de oradores para reforzar tales fines.

Después de una notable conferencia sobre “La necesidad de la pesca en sociedades desarrolladas”, dos jóvenes abandonaron la reunión y se fueron a pescar al extranjero. Al día siguiente, uno de ellos reportó haber atrapado cien peces y elaboró una “Monografía de la pesca eficiente”.

El otro sólo pescó dos peces muy grandes y pesados, y fue honrado con una medalla de resultados. Entonces dejó de pescar y atravesó el mundo contando sus experiencias a todos los pescadores. Finalmente obtuvo un puesto como miembro de la junta directiva de la entidad que lo había patrocinado.

¿Cuál es la moraleja de esta fábula?

7 pasos para desarrollar la inteligencia social de su hijo

  1. Anime a su hijo a conversar con la familia, los amigos y otras personas que puedan entrar en su vida.
  2. Trate a su hijo con el respeto y las buenas maneras con las que usted desearía que tratara a los demás.
  3. Ayúdelo a ser receptivo con lo que otros piensan y sienten, y con lo que siente él.
  4. Ofrezca ocasiones para que se involucre en actividades cooperativas, juegos de equipo y experiencias de trabajo.
  5. Estimule la comunicación con los demás, a través de cartas, tarjetas postales, teléfono y correo electrónico.
  6. Discutan los problemas personales, así como los temas sociales y políticos de las noticias.
  7. Ayúdele a reconocer los diferentes valores, y a desarrollar sus propios valores e ideales.

Tomado del libro “Cómo desarrollar la mente de su hijo” de Robert Fisher (Ediciones Obelisco, S.L.; 2000, ISBN: 84-7720-735-6)

Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva

Yo sé que este es un tema que se ha abordado ampliamente en diferentes publicaciones, blogs y sitios web…sólo quiero compartir un breve resumen sobre cada uno de los hábitos…

Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva – Stephen R. Covey

  1. Sea proactivo: El hábito de ser proactivo o hábito de visión personal significa hacerse responsable de nuestras actitudes y acciones. Tomar la iniciativa y la responsabilidad para hacer que las cosas sucedan.
  2. Empiece con un fin en la mente: Éste es el hábito del liderazgo personal. Comience con un destino claro a fin de comprender dónde se encuentra ahora, hacia dónde va y qué valora más.
  3. Establezca primero, lo primero: Éste es el hábito de la administración personal, que implica organizar y administrar el tiempo y los acontecimientos. Sea un autoadministrador. Organice y ejecute de acuerdo con prioridades.
  4. Piense en ganar/ganar: Ganar-ganar es el hábito del liderazgo interpersonal. Ganar-ganar es la actitud de buscar el beneficio mutuo. Este modo de pensamiento comienza con el compromiso de analizar todas las opciones hasta que se alcanza una solución satisfactoria para ambas partes o de no hacer ningún convenio en absoluto.
  5. Procure primero comprender…y después ser comprendido: Éste es el hábito de la comunicación empática. El entendimiento construye las habilidades de la escucha empática que inspira apertura y confianza.
  6. Sinergice: Éste es el hábito de la cooperación creativa o trabajo en equipo. La sinergia es el resultado de valorar las diferencias aportando juntos perspectivas diferentes en el espíritu del respeto mutuo.
  7. Afile la sierra: Éste es el hábito de la autorrenovación. Conserve y aumente su mayor posesión, a sí mismo, renovando las dimensiones físicas, espirituales, mentales y socioemocionales de su naturaleza.

Tomado del libro “Meditaciones diarias para la gente altamente efectiva” de Stephen R. Covey (Ediciones Paidós Ibérica, S.A., 1995. ISBN: 84-493-0140-8)

¿Trabajar aquí?

Leo un artículo de Fernando Sánchez Arias publicado por El Universal y quiero compartir 9 características predominantes entre empresas seleccionadas como mejores lugares para trabajar:

  1. Inspiración: los líderes motivan a través de una visión, misión y valores estimulantes.
  2. Comunicación: la información se transmite efectivamente a todos los niveles de la organización.
  3. Escucha: se incentiva la voz del colaborador, estimulándolo a compartir lo que piensa y siente.
  4. Agradecimiento: la empresa muestra aprecio y valora las contribuciones de cada persona.
  5. Desarrollo: existe un clima de aprendizaje intencional que estimula el desarrollo de todos.
  6. Balance: se estimula el cuidado de las necesidades personales y familiares en equilibrio con el trabajo, mostrando presencia en los momentos más importantes de la vida de cada trabajador.
  7. Bienvenida: se recibe, induce y motiva al trabajador con la filosofía, clima y estrategia.
  8. Celebración: se celebra cada acierto de manera especial, valorando el aporte de cada persona.
  9. Cooperación: como se comparten esfuerzos, inversiones y logros de manera justa y equitativa.

El artículo completo está en este enlace:

http://www.eluniversal.com/2010/10/11/opi_art_trabajar-aqui_2061603.shtml