¿Qué tal está tu empleabilidad?

joves_gratacels

Antes de empezar a hablar sobre “empleabilidad” es importante que nos acerquemos a su definición; tomemos prestada la definición que ofrece Pau Hortal en su blog:

La empleabilidad es la capacidad de una persona de acceder a un puesto de trabajo, mantenerse en él y reorientarse profesionalmente en caso de pérdida del primero.

Una persona es “empleable” si posee los requisitos en términos de conocimientos y competencias demandados por los empleadores para su perfil y es capaz de transmitir adecuadamente un mensaje al mercado.

Vivimos en tiempos en donde un título universitario no garantiza el éxito profesional. Las organizaciones están haciendo todo lo posible para identificar quiénes son los mejores candidatos para ocupar determinadas posiciones, cómo es su comportamiento, con cuánta facilidad se adaptan e integran a una organización, cuáles son sus motivaciones y qué tan bien se relacionan con diferentes personas en diversos contextos. Esto nos lleva a concluir que la formación profesional es apenas una pequeña parte de la empleabilidad que puede tener una persona.

¿Qué podemos hacer para mejorar nuestra empleabilidad?

El blog de expansion.mx ofrece 5 valiosos consejos para mejorar nuestra empleabilidad:

  1. No te encasilles: debes hacerte visible en departamentos diferentes al tuyo. Esto requiere que tengas una buena habilidad para relacionarte con diferentes personas.
  2. Tu principal promotor eres tú mismo: documenta tus logros, sugiere cambios, plantea ideas, lleva esas ideas a la práctica, etc. Demuestra que sientes pasión por lo que haces y que estás comprometido con la misión, la visión y los valores de tu empresa. En el caso de que tus logros no sean reconocidos en tu empresa, puede que te hagas muy visible para otros empleadores.
  3. Aprende a venderte: ¿qué es lo que te hace diferente? ¿Cuál es el valor que le agregas a tu empresa? ¿Cuáles son tus principales fortalezas?
  4. Innova: no te limites a hacer sólo lo que indica tu descripción de cargo actual. Los empleadores valoran mucho el que un colaborador siempre esté dispuesto a hacer un esfuerzo adicional.
  5. No olvides tu capacitación: encontrar soluciones y alternativas creativas es parte esencial de tus funciones. La capacitación continua nos permite mantenernos actualizados y nos ofrece la oportunidad de conocer cómo se hacen las cosas en otras empresas y cómo obtener mayores beneficios.

Recomendamos algunos artículos publicados en este mismo blog:

 

¿Tu empresa tiene un ambiente laboral tóxico?

Ambiente laboral tóxico

Leyendo y buscando información sobre empresas tóxicas, encontramos esta imagen que nos presenta ocho características comunes en empresas tóxicas.

También leemos un interesante artículo de Beatriz Soto en www.gestion.org en donde define a las empresas tóxicas:

En una empresa tóxica se nota la insatisfacción, el miedo y la desconfianza. Los trabajadores no sólo se sienten mal sino también poco valoradas porque ni siquiera son parte de la misión, visión y valores de la empresa.

Enrique de Mora explica en una entrevista para www.altag.net:

Yo diría que –en el mundo entero- la mayoría de las empresas están en un estadio intermedio, entre el cielo y el infierno. Pero, es verdad que hay demasiadas empresas tóxicas en la mayoría de los países, y hay muy pocas empresas no tóxicas, que brinden ilusión, divertidas…

Beatriz Soto también expone en su artículo las razones por las que una empresa se vuelve tóxica:

  • gestión tóxica;
  • ausencia de liderazgo; y
  • visión de los empleados como víctimas.

En www.altonivel.com.mx comparten ocho tipos de empresas tóxicas:

  1. Empresa manipuladora
  2. Empresa descalificadora
  3. Empresa de los eternos insatisfechos
  4. Empresa víctima
  5. Empresa psicopática
  6. Empresa violenta e intimidante
  7. Empresa controladora
  8. Empresa quejica

¿Qué pueden hacer los directivos de las empresas para evitar la contaminación de su cultura empresarial? En el sitio web www.equiposytalento.com exponen:

Fundamentalmente, construir una comunidad fuerte y estable en su organización, basados en aspectos como la empatía, la colaboración y la comprensión mutua a través de los distintos niveles organizativos.

Algunas preguntas para reflexión:

  • ¿Cuántas características de las empresas tóxicas están presentes en la empresa a la cual prestas tus servicios?
  • ¿Qué están haciendo los directivos de tu empresa para evitar la contaminación de su cultura empresarial?
  • ¿Qué estás haciendo tú mismo para crear un mejor ambiente laboral en tu empresa?
  • ¿Qué hace falta hacer para que tu empresa se convierta en un estupendo lugar para trabajar?

¿Trabajar aquí?

Leo un artículo de Fernando Sánchez Arias publicado por El Universal y quiero compartir 9 características predominantes entre empresas seleccionadas como mejores lugares para trabajar:

  1. Inspiración: los líderes motivan a través de una visión, misión y valores estimulantes.
  2. Comunicación: la información se transmite efectivamente a todos los niveles de la organización.
  3. Escucha: se incentiva la voz del colaborador, estimulándolo a compartir lo que piensa y siente.
  4. Agradecimiento: la empresa muestra aprecio y valora las contribuciones de cada persona.
  5. Desarrollo: existe un clima de aprendizaje intencional que estimula el desarrollo de todos.
  6. Balance: se estimula el cuidado de las necesidades personales y familiares en equilibrio con el trabajo, mostrando presencia en los momentos más importantes de la vida de cada trabajador.
  7. Bienvenida: se recibe, induce y motiva al trabajador con la filosofía, clima y estrategia.
  8. Celebración: se celebra cada acierto de manera especial, valorando el aporte de cada persona.
  9. Cooperación: como se comparten esfuerzos, inversiones y logros de manera justa y equitativa.

El artículo completo está en este enlace:

http://www.eluniversal.com/2010/10/11/opi_art_trabajar-aqui_2061603.shtml