Dos formas de ganar

Algunos ganan cuando otros pierden.

Otros buscan ganar ayudando a otros a tener éxito.

Uno de estos enfoques tiene mejores consecuencias que el otro.

Este post es una adaptación de “Two kinds of winning” de Seth Godin.

¿Nos estamos poniendo en forma?

Hace unos días nos topamos con esta divertida imagen en varias redes sociales:

15032745_10211582957029412_4181809577874432430_n

Aunque en este caso se refiere a una situación personal y con un buen toque de humor acerca de lo que le sucede a las personas que realizan alguna actividad física, creemos que esto también tiene aplicación para las organizaciones. En tal sentido, tomamos prestadas algunas líneas del artículo “Estos son los cambios más importantes que experimentan las organizaciones” del blog de América Economía:

Si tuviéramos que identificar los tres cambios más relevantes que experimentan las organizaciones, es posible que debiéramos referirnos, en primer lugar, a los nuevos roles de los clientes, los usuarios y los pacientes. Por eso debemos buscar formas de lograr que el cliente aprenda y persista hasta lograr el beneficio que le prometimos. De esto depende la diferenciación y sustentabilidad comercial.

El segundo cambio es la “horizontalización” y descentralización de la estructura. Los servicios implican mayor complejidad y la necesidad de generar una capacidad de respuesta imposible en la antigua estructura burocrática centralizada. Debemos saber aprovechar a trabajadores más educados y clientes con acceso a redes informáticas para lograr que la calidad pase de ser sinónimo de “siempre igual” a siempre distinto, como debería ocurrir en salud, educación y dondequiera que debamos adaptarnos a las necesidades y gustos específicos de cada cliente.

Finalmente, el tercer cambio es la necesidad de repensar nuestros negocios desde el punto de vista de los beneficios.

La recomendación para las personas que trabajan en desarrollo de personas es renovarse. No porque lo que aprendimos sea malo o falso, sino porque se nos vienen nuevos desafíos, lo mismo que a todos los demás.

Preguntas para reflexión:

  • ¿Tu empresa se está poniendo en forma?
  • ¿En cuál forma se está poniendo?
  • ¿Cuál es la forma que más les conviene tener para atender mejor a sus clientes/usuarios?
  • ¿Cuáles son los retos implícitos en lograr ponerse en forma?

Cuando tus competidores descubren tus incompetencias…

Muchos directores de empresas se molestan cuando una nueva empresa entra en “su mercado” y “le roba parte de sus clientes actuales”. Las preguntas clave en este punto son:

  • ¿Realmente ese mercado era “su mercado”?
  • ¿Realmente “le robaron parte de sus clientes actuales”?

Nosotros creemos que:

  • Ninguna empresa tiene asegurado su mercado: todas las empresas tienen que trabajar cada día, hora, minuto y segundo para “encantar a sus clientes”.
  • Ninguna empresa realmente le roba clientes a sus competidores. Siempre hay “otra explicación”.

Explicar que ninguna empresa tiene “asegurado su mercado” es algo demasiado obvio por lo que no vamos a profundizar en ello.

¿En qué nos basamos para afirmar que “ninguna empresa realmente le roba clientes a sus competidores”? Es algo tan sencillo y obvio que pasa desapercibido: todas las empresas son incompetentes en algunos de sus procesos (ninguna empresa se salva de esta situación; el problema está en descubrir cuáles son las incompetencias de la empresa). Lo más probable es que una empresa que está nueva en un determinado mercado, haya descubierto cuáles son las incompetencias de las empresas que están actualmente en el mercado y se esté concentrando en ser consistentemente buena en las incompetencias de sus competidores para lograr una posición dominante en ese determinado mercado. ¿Cuándo se acaba esa posición dominante? Cuando un nuevo competidor descubra cuáles son las incompetencias de esa “nueva” empresa.

Moraleja: cuando crees que tu “posición dominante” se va a mantener “hasta el infinito y más allá” es cuando te vuelves más vulnerable. Puede que tu miopía gerencial te impida ver tus propias incompetencias pero eso no te va a salvar de lo que vendrá después.

¿Ya revisaste con tus colaboradores cuáles son las incompetencias de tu empresa u organización? ¿Qué estás esperando para revisar esas incompetencias y tomar acciones concretas que te ayuden a superar tus incompetencias?

Más frases sobre aprendizaje…

Compartimos una compilación de las frases que hemos publicado en nuestra cuenta de Instagram y le pusimos música de Mozart…

La empresa “esponja”: ¿ya trabajas en una?

Estamos releyendo el libro “Pasión por innovar” escrito por Franc Ponti y Xavier Ferrás (Editorial Norma, S.A. 2008. ISBN: 978-958-45-0838-6) y queremos compartir algunas ideas sobre el concepto de “empresa esponja” que ellos presentan en el segundo capítulo:

El Center for Business in Society del IESE de Barcelona, de la mano del profesor Miguel Ángel Rodríguez, llevó a cabo recientemente una investigación cualitativa sobre la empresa del futuro. Para hacerlo, se contó con la ilustre opinión de un equipo de directivos vinculados al prestigioso Club de la Excelencia en Sostenibilidad de España. Uno de los autores de este texto pudo participar en la experiencia, cuyas líneas maestras están recogidas en el artículo <<Sponge Organization>>. Los directivos que, de forma voluntaria, participaron en las sesiones, tuvieron la oportunidad de expresar sus opiniones acerca de las organizaciones del futuro a través de metodologías creativas poco usuales, como el IDEART, los role-plays o la técnica del diamante del deseo. Así, diversos responsables de departamentos de empresas punteras en cuanto a políticas de innovación y sostenibilidad fueron invitados a ponerse en la piel de personajes como Gandhi, Dalí, Cleopatra, Bill Clinton o Frida Kahlo para, más allá de sus propias percepciones, actuar como si estuvieran realmente en los zapatos de dichos hombres y mujeres y pudieran realmente pensar como ellos.

Empresa Esponja - Dimensiones

Las conclusiones fueron, como poco, interesantes. Como conclusión principal, el estudio aporta la idea de que la empresa del futuro tendrá que absorber (de ahí la comparación con la esponja) información del entorno para poder sobrevivir. Este proceso de diálogo constante con las partes implicadas (los grupos de interés) va a convertirse en un elemento esencial para la innovación. En los últimos años ha penetrado con fuerza el concepto de base de la pirámide, trabajado por autores como Prahalad o Stuart Hart. Esta teoría defiende que la innovación y la ayuda a los países en vías de desarrollo pueden ser procesos complementarios. Estos países, necesitados de desarrollo tecnológico, ofrecen interesantes oportunidades a empresas que sepan dialogar con sectores concretos de población y entender sus necesidades. Firmas como Interface, The Body Shop, Solaria Corporation, Galanz o Ashok Gadgil son ejemplos interesantes de innovaciones en la base de la pirámide, algunas de carácter disruptivo.

La siguiente infografía presenta los valores y principios básicos de la “empresa esponja”:

Empresa Esponja - valores y principios

La próxima infografía muestra algunas de las características esenciales en los cuatro aspectos centrales del modelo de “empresa esponja”:

Empresa Esponja - características esenciales

Preguntas para reflexión:

  • ¿Qué tan diferente es tu empresa del modelo de “empresa esponja”?
  • ¿Cuáles son los valores y principios que sirven de guía para las acciones que emprenden en tu empresa?
  • ¿Qué papel juegan los directivos de tu empresa en la promoción de la innovación?
  • ¿Cómo son las personas que integran tu empresa?
  • ¿La estructura actual de tu empresa favorece la innovación?
  • ¿Los sistemas actuales de tu empresa favorecen la innovación?
  • ¿Qué están haciendo actualmente en tu empresa para fomentar la innovación?

¿Tu empresa tiene un ambiente laboral tóxico?

Ambiente laboral tóxico

Leyendo y buscando información sobre empresas tóxicas, encontramos esta imagen que nos presenta ocho características comunes en empresas tóxicas.

También leemos un interesante artículo de Beatriz Soto en www.gestion.org en donde define a las empresas tóxicas:

En una empresa tóxica se nota la insatisfacción, el miedo y la desconfianza. Los trabajadores no sólo se sienten mal sino también poco valoradas porque ni siquiera son parte de la misión, visión y valores de la empresa.

Enrique de Mora explica en una entrevista para www.altag.net:

Yo diría que –en el mundo entero- la mayoría de las empresas están en un estadio intermedio, entre el cielo y el infierno. Pero, es verdad que hay demasiadas empresas tóxicas en la mayoría de los países, y hay muy pocas empresas no tóxicas, que brinden ilusión, divertidas…

Beatriz Soto también expone en su artículo las razones por las que una empresa se vuelve tóxica:

  • gestión tóxica;
  • ausencia de liderazgo; y
  • visión de los empleados como víctimas.

En www.altonivel.com.mx comparten ocho tipos de empresas tóxicas:

  1. Empresa manipuladora
  2. Empresa descalificadora
  3. Empresa de los eternos insatisfechos
  4. Empresa víctima
  5. Empresa psicopática
  6. Empresa violenta e intimidante
  7. Empresa controladora
  8. Empresa quejica

¿Qué pueden hacer los directivos de las empresas para evitar la contaminación de su cultura empresarial? En el sitio web www.equiposytalento.com exponen:

Fundamentalmente, construir una comunidad fuerte y estable en su organización, basados en aspectos como la empatía, la colaboración y la comprensión mutua a través de los distintos niveles organizativos.

Algunas preguntas para reflexión:

  • ¿Cuántas características de las empresas tóxicas están presentes en la empresa a la cual prestas tus servicios?
  • ¿Qué están haciendo los directivos de tu empresa para evitar la contaminación de su cultura empresarial?
  • ¿Qué estás haciendo tú mismo para crear un mejor ambiente laboral en tu empresa?
  • ¿Qué hace falta hacer para que tu empresa se convierta en un estupendo lugar para trabajar?

¿Realmente valoras el talento excepcional?

Aprendizaciones 20160609

No en todas las empresas tienen conciencia del valor que tiene el talento excepcional. De hecho, algunas dejan escapar el talento excepcional porque no saben qué hacer con esas personas tan talentosas.

Algunas preguntas para reflexión:

  • ¿En tu empresa valoran el talento excepcional?
  • ¿Cómo compensan los aportes que realizan las personas a la gestión de la organización?
  • ¿Compensan de alguna forma cuando alguien aporta una idea que mejora drásticamente los resultados de la organización?
  • ¿En tu empresa crean las condiciones necesarias para que el talento excepcional se desarrolle a plenitud?
  • ¿Cuál es el “índice de aburrimiento” en tu empresa?
  • ¿En tu empresa alientan a las personas para que desarrollen su talento y hagan aportes significativos al desempeño general de la organización?