Cómo convertirte en un pésimo jefe

Muchas publicaciones sobre gerencia versan sobre las características de los buenos jefes pero no es tan común encontrar cuáles son las características de los pésimos jefes. En este post queremos compartir algunas de ellas:

  1. Subjetividad: una característica frecuente de los pésimos jefes es que toman decisiones de una forma muy subjetiva y sin analizar el panorama completo. Esto hace que tomen decisiones incorrectas que tienen una influencia negativa en la motivación y el desempeño de sus colaboradores.
  2. Ausencia de liderazgo: es común en los malos jefes el no tener liderazgo. Contar con el título de “gerente” no es suficiente; los colaboradores necesitan contar con alguien que “muestre el camino a seguir”.
  3. No dar el ejemplo: muchos jefes exigen cosas que ellos mismos no hacen ni cumplen. Un ejemplo es el de cumplir con el horario de trabajo; es típico de los malos jefes exigir que sus colaboradores lleguen a tiempo a la oficina pero ellos mismos nunca llegan temprano.
  4. No motivar a sus colaboradores: de hecho, los malos jefes son expertos en desmotivar a sus colaboradores y aniquilar las buenas ideas e iniciativas.
  5. No mostrar empatía: saber “ponerse en el lugar del otro” es una habilidad ausente en los pésimos jefes. Los colaboradores terminan sintiendo que son muy poco importantes para sus jefes y creen que son utilizados para beneficio personal de ellos.
  6. No cumplir con las promesas que hace: muchos jefes ofrecen cosas que saben de antemano que no pueden cumplir. Esta conducta hace que los colaboradores se sientan engañados y no crean que vale la pena tener sentido de compromiso con la organización.
  7. Evaluar inadecuadamente el desempeño de sus colaboradores: los pésimos jefes son expertos en hacer evaluaciones basados en las conductas más recientes de sus colaboradores pero olvidan el desempeño que han tenido durante todo el período que van a evaluar. Los pésimos jefes son incapaces de recordar todos los aportes que han hecho sus mejores colaboradores.
  8. Exigir sin dar a cambio: los pésimos jefes son expertos en tener un alto nivel de exigencia con sus colaboradores pero no son capaces de reconocer el valor que aportan a la organización. Para los pésimos jefes, los colaboradores son desechables.
  9. Basar sus decisiones en chismes e intrigas: una pésima práctica ya que las decisiones gerenciales no pueden ni deben obedecer a chismes e intrigas. Antes de tomar una decisión es recomendable escuchar los argumentos de cada una de las partes involucradas.
  10. No apoyar el desarrollo de carrera de sus colaboradores: los pésimos jefes no valoran la formación y capacitación de sus colaboradores; no les interesa contar con personas mejor preparadas ya que los ven como amenazas a su permanencia en el cargo de “gerente”.

Puede que esta lista deba ampliarse por lo que agradecemos que dejen en los comentarios otras características que crean que debemos incluir.

11 hábitos de un profesor efectivo

11-habitos-profesor-efectivo

Compartimos estos 11 hábitos de un profesor efectivo que encontramos en la página de Editorial SM México:

  1. Disfrute enseñando.
  2. Haga la diferencia.
  3. Fije estándares.
  4. De el 100 por ciento.
  5. Tenga la mente abierta.
  6. Promueva el cambio.
  7. Busque inspiración.
  8. Construya espacios reflexivos.
  9. Conéctese con sus alumnos.
  10. Sea organizado.
  11. Actúe positivamente.

¿Cuántos de estos hábitos practicas?

¿Enfocarse en las grandes tareas o en las pequeñas?

aprendizaciones-20160913

Con frecuencia, las “tareas pequeñas” son despreciadas por muchas personas porque creen que lo verdaderamente grandioso consiste en hacer “grandes tareas”. Dicen que Dios está en los detalles…

El poder del aprendizaje afectivo

Algunas ideas expuestas en el video:

  • Educadores de diferentes culturas, de diferentes contextos, de diferentes partes del mundo, se hacen las mismas preguntas.
  • El afecto ayuda a expandir la creatividad, aumentar la confianza y elevar la autoestima.
  • El aprendizaje afectivo es enseñar a una persona especial, única, respetando su estilo particular de aprendizaje.
  • Con frecuencia, el rendimiento escolar de un alumno no es representativo de su potencial.
  • Hoy es fundamental estar motivado para aprender.
  • Para el aprendizaje afectivo es más importante concentrarse en las fortalezas que en las debilidades.

 

Cinco consejos prácticos para mejorar el capital humano de la empresa

Los pilares en los que se soporta el capital humano se pueden resumir en las habilidades para realizar determinadas tareas, en el conocimiento y las técnicas que se aplican en el desempeño y en la motivación del trabajador para ponerlas en práctica y desarrollarlas. Las empresas son organizaciones en cambio permanente por eso es crítico que su capital humano sea capaz de adaptarse a los sucesivos cambios mediante la promoción del aprendizaje, del mantenimiento de un buen ambiente de trabajo y de la continua actualización de conocimientos para que nadie corra el riesgo de quedar fuera del mercado.

vía Cinco consejos prácticos para mejorar el capital humano de la empresa | SAGE Blog. Gestión empresarial para el autónomo y la pyme.

Motivación, liderazgo y coaching con “Sabiduría de Niños”

Algunas ideas tomadas de este video:

  • Gana el que se divierte y está dispuesto a perder…
  • No es más valioso el de arriba, no es despreciable bajar…
  • El que compara sufre y no puede disfrutar…
  • No es sano vivir midiendo quien tiene menos o más…
  • Te hace grande lo que das…
  • Lo que importa es ir cantando al caminar…
  • En lugar de andar peleando, es preferible escuchar…
  • Para hacer un gran castillo, el más grande que puedas soñar, asegúrate que todos puedan su granito de arena sumar…
  • Los juguetes vienen y van y lo único que queda es la amistad…