El aprendizaje y la innovación van de la mano…

Aprendizaciones 20160819

Muchas personas tienen la tendencia a creer que sus éxitos pasados representan una garantía para emprender cualquier proyecto en el futuro. Lamentablemente, esto no es cierto porque la historia demuestra con hechos concretos que muchas empresas que han sido exitosas, luego de unos años, se vuelven obsoletas.

Puede que esto se explique por la forma en que actuamos cuando “tenemos éxito” en algo: confiamos en que ese forma de hacer las cosas y que nos llevó al éxito es una fórmula infalible que podemos aplicar en cualquier caso y bajo cualquier circunstancia. Al final, parece que todo se trata de que nos encanta abrazar la comodidad derivada de estar en nuestra “zona de confort“.

Lo cierto es que los modelos de negocio no son eternos: lo que hoy dio resultados muy positivos puede que mañana ya no tenga vigencia. La respuesta pasa por mantenerse en “beta constante” y creer en la cultura de los prototipos; tenemos que aprender a fracasar rápido para poder innovar en lo que hacemos.

¿Qué sucederá en el 2017?

En estos primeros días del 2017 leo muchas publicaciones sobre tendencias y predicciones sobre lo que podría suceder durante el 2017 que recién acaba de empezar. Con total sinceridad, les comento que mucho de lo que leo es “bullshit” porque nadie tiene la verdad absoluta en sus manos y no podemos tener certezas plenas sobre lo que terminará sucediendo.

Lo que sí es cierto es que en estos días el “pensamiento mágico pendejo” está desbordado. Me gustaría leer más cosas del tipo “durante este 2017 me comprometo a realizar las siguientes acciones” antes de las ya tradicionales frases de “soy el hijo predilecto del Universo y me merezco todo lo que venga a mi”, “2017, ¡voy por ti!”, y otras del mismo tenor que no conllevan ningún tipo de acción ni compromiso.

Primero, lo primero: ¿cuáles son los objetivos específicos que te trazaste para este 2017? Es una buena idea escribirlos y agregar las acciones específicas que te ayudarán a lograr esos objetivos durante este 2017.

Segundo: ¿cuáles son las cosas que tienes que hacer y las decisiones que tienes que tomar para lograr tus objetivos? Lo único que cae del cielo es lluvia, meteoritos y relámpagos. De resto, todo depende de ti más que del universo o el horóscopo.

Tercero: ¿qué tienes que hacer diferente para que tengas los resultados que esperas? Puede que esta sea la parte más difícil porque tenemos la tendencia a aferrarnos demasiado a las “fórmulas exitosas del pasado”. Siempre debemos recordar que “nuestros éxitos pasados no garantizan absolutamente nada”.

Espero sus valiosos comentarios.

Sergio F. Sosa Sánchez

¿Nos estamos poniendo en forma?

Hace unos días nos topamos con esta divertida imagen en varias redes sociales:

15032745_10211582957029412_4181809577874432430_n

Aunque en este caso se refiere a una situación personal y con un buen toque de humor acerca de lo que le sucede a las personas que realizan alguna actividad física, creemos que esto también tiene aplicación para las organizaciones. En tal sentido, tomamos prestadas algunas líneas del artículo “Estos son los cambios más importantes que experimentan las organizaciones” del blog de América Economía:

Si tuviéramos que identificar los tres cambios más relevantes que experimentan las organizaciones, es posible que debiéramos referirnos, en primer lugar, a los nuevos roles de los clientes, los usuarios y los pacientes. Por eso debemos buscar formas de lograr que el cliente aprenda y persista hasta lograr el beneficio que le prometimos. De esto depende la diferenciación y sustentabilidad comercial.

El segundo cambio es la “horizontalización” y descentralización de la estructura. Los servicios implican mayor complejidad y la necesidad de generar una capacidad de respuesta imposible en la antigua estructura burocrática centralizada. Debemos saber aprovechar a trabajadores más educados y clientes con acceso a redes informáticas para lograr que la calidad pase de ser sinónimo de “siempre igual” a siempre distinto, como debería ocurrir en salud, educación y dondequiera que debamos adaptarnos a las necesidades y gustos específicos de cada cliente.

Finalmente, el tercer cambio es la necesidad de repensar nuestros negocios desde el punto de vista de los beneficios.

La recomendación para las personas que trabajan en desarrollo de personas es renovarse. No porque lo que aprendimos sea malo o falso, sino porque se nos vienen nuevos desafíos, lo mismo que a todos los demás.

Preguntas para reflexión:

  • ¿Tu empresa se está poniendo en forma?
  • ¿En cuál forma se está poniendo?
  • ¿Cuál es la forma que más les conviene tener para atender mejor a sus clientes/usuarios?
  • ¿Cuáles son los retos implícitos en lograr ponerse en forma?

Todos tenemos tiempo… ¡No hay excusas!

Hagamos lo que hagamos, todos tenemos la misma cantidad de tiempo para hacer lo que tenemos que y debemos hacer; ¿estás haciendo lo necesario para sacar el máximo provecho posible a cada minuto de tu existencia?

aprendizaciones-20160825

Más frases sobre aprendizaje…

Compartimos una compilación de las frases que hemos publicado en nuestra cuenta de Instagram y le pusimos música de Mozart…

11 hábitos de un profesor efectivo

11-habitos-profesor-efectivo

Compartimos estos 11 hábitos de un profesor efectivo que encontramos en la página de Editorial SM México:

  1. Disfrute enseñando.
  2. Haga la diferencia.
  3. Fije estándares.
  4. De el 100 por ciento.
  5. Tenga la mente abierta.
  6. Promueva el cambio.
  7. Busque inspiración.
  8. Construya espacios reflexivos.
  9. Conéctese con sus alumnos.
  10. Sea organizado.
  11. Actúe positivamente.

¿Cuántos de estos hábitos practicas?

¿Enfocarse en las grandes tareas o en las pequeñas?

aprendizaciones-20160913

Con frecuencia, las “tareas pequeñas” son despreciadas por muchas personas porque creen que lo verdaderamente grandioso consiste en hacer “grandes tareas”. Dicen que Dios está en los detalles…