No te conviertas en esclavo de tu smartphone…

 

Se supone que compraste tu smartphone para que te ayudara a completar ciertas tareas. También se supone que te contrataron en tu empresa para que generes unos resultados específicos.

Siempre debes recordar que la efectividad, la eficiencia y la productividad son conceptos sumamente importantes para las personas que te contrataron.

No le prestes demasiada atención a tu smartphone; no tienes que estar disponible para los demás las 24 horas del día.

Por encima de todo, debes prestar atención porque el mundo es mucho más grande que tu smartphone y debes aprender a diferenciar entre las cosas que son urgentes y las que son importantes…

Nota: este post está basado en “When your phone uses you” de Seth Godin.

Tener un “smartphone” no te convierte en “Community Manager”

Artículo tomado del blog “Talento + Tecnología” 

Hace unos días leí una serie de “tweets” de algunas personas que criticaban a otros porque se autodenominaban “Community Managers” sin tener un “smartphone”. Detrás de estos “tweets” se esconde un profundo desconocimiento sobre algunas de las funciones que debe desempeñar un “Community Manager”.

Antes de tener un “smartphone”, un “Community Manager” debe estar involucrado con la “Filosofía de Gestión” de la organización a la que le está prestando sus servicios. Esto quiere decir que debe conocer en profundidad la misión, la visión y los valores de esa organización. Debe saber muy bien por qué y para qué están en el mercado, hacia dónde se dirigen y cuáles son los principios, valores y normas que van a regir las conductas de los integrantes de la organización para lograr alcanzar sus objetivos corporativos a corto, mediano y largo plazo. Un “Community Manager” debe tener el “ADN” de la organización para la cual presta sus servicios.

Antes de tener un “smartphone”, un “Community manager” debe desarrollar su inteligencia interpersonal o inteligencia social: debe ser una persona a la que le guste interactuar o conversar con otras personas. Debe ser una persona que valore la interacción personal en el mundo real (no es suficiente con pasarse horas y horas “chateando”, “tuiteando” o escribiendo en el muro de sus “amigos” de Facebook). Una persona que vive encerrada en una caja de cristal y que no disfruta compartir momentos con otras personas no tiene las competencias necesarias para ser la voz de una organización en las redes sociales.

Antes de tener un “smartphone”, un “Community Manager” debe contar con excelentes cualidades de comunicación. Debe ser una persona sumamente asertiva y manejar muy bien su inteligencia emocional. Debe contar con una excelente ortografía y mejor redacción. Debe saber expresar sus ideas de la forma más clara y concisa posible.

Antes de tener un “smartphone”, un Community Manager” debe ser, por encima de todo, un excelente jugador de equipo y contar con un “ego sano” que le mantenga alejado de posturas del tipo “super star”. Un “Community Manager” siempre debe tener presente que trabaja para construir y apoyar la imagen de la empresa y sus marcas ante la comunidad en la que interactúa en las redes sociales.

Antes de tener un “smartphone”, un “Community Manager” debe saber cómo detectar tendencias en el mercado y compartirlas con el resto de los integrantes de la organización.

Antes de tener un “smartphone”, un “Community Manager” debe saber muy bien que el mundo es mucho más grande que Facebook y Twitter.

Tener un “smartphone” no te convierte en “Community Manager”. Un “smartphone” es sólo una herramienta de trabajo que no te sirve para nada si todavía no tienes las competencias necesarias para prestar un excelente servicio al cliente.

Un “Community Manager” debe conocer en detalle cómo está estructurado el ecosistema en donde se desenvuelve la organización para la cual presta sus servicios.

En fin, un “Community Manager” trabaja por y para la comunidad.

Sergio F. Sosa Sánchez

@sergio_sosa

Tener un "smartphone" no te convierte en "Community Manager"

Hace unos días leí una serie de “tweets” de algunas personas que criticaban a otros porque se autodenominaban “Community Managers” sin tener un “smartphone”. Detrás de estos “tweets” se esconde un profundo desconocimiento sobre algunas de las funciones que debe desempeñar un “Community Manager”.

Antes de tener un “smartphone”, un “Community Manager” debe estar involucrado con la “Filosofía de Gestión” de la organización a la que le está prestando sus servicios. Esto quiere decir que debe conocer en profundidad la misión, la visión y los valores de esa organización. Debe saber muy bien por qué y para qué están en el mercado, hacia dónde se dirigen y cuáles son los principios, valores y normas que van a regir las conductas de los integrantes de la organización para lograr alcanzar sus objetivos corporativos a corto, mediano y largo plazo. Un “Community Manager” debe tener el “ADN” de la organización para la cual presta sus servicios.

Antes de tener un “smartphone”, un “Community manager” debe desarrollar su inteligencia interpersonal o inteligencia social: debe ser una persona a la que le guste interactuar o conversar con otras personas. Debe ser una persona que valore la interacción personal en el mundo real (no es suficiente con pasarse horas y horas “chateando”, “tuiteando” o escribiendo en el muro de sus “amigos” de Facebook). Una persona que vive encerrada en una caja de cristal y que no disfruta compartir momentos con otras personas no tiene las competencias necesarias para ser la voz de una organización en las redes sociales.

Antes de tener un “smartphone”, un “Community Manager” debe contar con excelentes cualidades de comunicación. Debe ser una persona sumamente asertiva y manejar muy bien su inteligencia emocional. Debe contar con una excelente ortografía y mejor redacción. Debe saber expresar sus ideas de la forma más clara y concisa posible.

Antes de tener un “smartphone”, un Community Manager” debe ser, por encima de todo, un excelente jugador de equipo y contar con un “ego sano” que le mantenga alejado de posturas del tipo “super star”. Un “Community Manager” siempre debe tener presente que trabaja para construir y apoyar la imagen de la empresa y sus marcas ante la comunidad en la que interactúa en las redes sociales.

Antes de tener un “smartphone”, un “Community Manager” debe saber cómo detectar tendencias en el mercado y compartirlas con el resto de los integrantes de la organización.

Antes de tener un “smartphone”, un “Community Manager” debe saber muy bien que el mundo es mucho más grande que Facebook y Twitter.

Tener un “smartphone” no te convierte en “Community Manager”. Un “smartphone” es sólo una herramienta de trabajo que no te sirve para nada si todavía no tienes las competencias necesarias para prestar un excelente servicio al cliente.

Un “Community Manager” debe conocer en detalle cómo está estructurado el ecosistema en donde se desenvuelve la organización para la cual presta sus servicios.

En fin, un “Community Manager” trabaja por y para la comunidad.

Sergio F. Sosa Sánchez

@sergio_sosa